Que no falte la magia

Que no falte la magia!

En el momento en que decidimos ser padres se nos pasan por la cabeza un montón de cosas:

  • ¿sabremos hacerlo bien?

  • ¿cómo seremos como padres?

  • ¿cómo queremos educarles?

Nos invaden un millón de temores, angustias y dolores de cabezas.

Y luego… resulta ser menos complicado de lo que nos esperábamos.

Sí, claro que hay momentos de mucha dureza, momentos malos, enfermedades, complicaciones pero… todo eso se desvanece para dejar entrar en todos los hogares con niños algo muy especial, algo distinto. Una sensación que habíamos vivido en primera persona pero que ahora vivimos a través de los ojos de nuestros hijos. Una palabra. Cinco letras: MAGIA!. En su definición se engloba “TODO”: las sonrisas, las miradas, la admiración, las exploraciones, las primeras veces, las carcajadas, los masajes, las caricias, los besos, las lágrimas,… TODO está lleno de magia. Una magia indescriptible que nos hace ser felices.

Para cada cosa, gesto, acto, aventura, hay un tipo de magia diferente. La ilusión está patente.

Y cada noche, tras un día duro pero llenísimo de magia, nos estiramos en nuestras camas agotados y nos preguntamos:

– ¿lo estamos haciendo bien?

Y la respuesta es muy sencilla: no hay mejor padre o madre que tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: